Un Auto por los Cielos: Conoce sobre Lilium, el “taxi volador” que competirá contra Uber y Google

Articulos

En el 1973, dos científicos decidieron cumplir uno de los más grandes sueños de la humanidad: volar por los aires. Este sueño siempre ha sido utópico e inclusive era representado en la ficción como un evento de un lejano futuro. Los científicos Harry A. Smolinsky y Harold Blake decidieron poner a prueba el más grande proyecto de la época, el automóvil de los cielos, el auto volador al que denominaron  AVE Mizar y al cual decidieron ser ambos quienes prueben el vehículo por primera vez. Sin embargo, la tragedia devastó aquel sueño en tan solo unos minutos tras un impacto contra un árbol y un incendio consecutivo.

Ya han 44 años desde aquella tragedia, y a pesar del accidente, la meta sigue en carrera, o al menos está despegando. La empresa Lilium Aviation ha logrado que su prototipo homónimo pase la fase de prueba exitosamente y retorne la esperanza del tránsito aéreo personal, aunque la idea se orientaría hacías unas cuantas personas más. El proyecto tiene como función generar la primera empresa especializada en servicio de taxis aéreos, y aunque parezca inaudito, se plantea un sistema tipo Uber. A pesar de que la idea de los coches voladores no es propia de Lilium, es uno de los prototipos más avanzados y que buscaría competir en el mercado con Airbus o hasta con la empresa líder de redes: Google.

En el siguiente post te comentamos sobre las principales características de este proyecto y el uso que se le dará en los próximos años.

¿Cuál es el diseño?

Está más que claro que el diseño es complejo debido a la preponderancia de la ingeniería, sin embargo, hay algunos puntos que son necesarios rescatar. El auto en realidad es un Jet que cuenta con dos alas principales y dos alas pequeñas secundarias que se encuentran en la parte frontal, las cuatro fueron diseñadas de esa forma por un tema de equilibrio. No obstante, las alas cuentan con 12 aletas diseñadas para dar un movimiento rotatorio que al estar despegando se unen y forman las alas.

Dentro de las alas, se incluyen los turbofan (motores tipo turbojet similares a un ventilador), los cuales proporcionan estabilidad y fuerza de despegue gracias a la comprensión del aire. En las alas grandes hay 12 turbofan en cada una y 6 en las pequeñas de la parte delantera. Lo más rescatable de estos equipos hechos por ingenieros es que son totalmente amigables con el medio ambiente y libres de CO2 por el simple hecho de ser completamente eléctricos.

El sistema está diseñado para que si en algún caso exista un error en los turbofan, los demás generen estabilidad generalizada y busquen un aterrizaje en el menor tiempo posible. De igual manera, las baterías están programadas para guardar energía de apoyo o emergencia. Si todas estas precauciones fracasan, el auto puede usar su as bajo la manga, el cual consiste en activar un paracaídas de gran tamaño y con capacidad de soportar el auto.

¿Y cuáles son las principales características?

El “taxi volador” consta que diversas ventajas frente a su competencia. Una de las más importantes es su batería de 320 kilowatts, la cual se ha programado para recorrer 300 km en tan solo una hora en forma autónoma, es decir, sin la necesidad de un piloto de por medio. Además la empresa anunció que Lilium consume 10 % menos que otros prototipos de aeronave ya que posee una batería similar al de un coche Tesla. Cabe recalcar que la energía es eléctrica y provee una alternativa diferente ante el calentamiento global.

El jet Lilium tendrá la capacidad de ser piloteada por un humano también y contiene un Sistema de Protección de Sobrevuelo, en el cual el conductor no podrá hacer maniobras o movimientos peligrosos en el aire, ya que se restringirá su uso y se incluirán parámetros de conducción.

El prototipo inicial proponía una velocidad de 400 km por hora y una altura de vuelo de hasta 300 metros de altura. Además el aterrizaje será en una pista especial retráctil y se incluirá la presencia de un joystick para conducir la nave. Las recargas serán mediante un enchufe de energía especializado.

Si hablamos de medidas, las más importantes son: la nave pesa 600 kilos, plantea llevar hasta 5 personas, sus alas miden  10 metros de largo y 36 turbinas (turbofan).

¿Cuáles serán los usos del Lilium?

En un inicio se planteó venderse en el mercado para el uso personal o incluso para grandes empresas, sin embargo, los costos pueden ser altos en estos casos; por ello, se propuso crear el primer sistema de taxis aéreos. Uno de los servicios que se ha anunciado es el de la incorporación de un sistema de taxi Uber, pero la modalidad Pool, donde diversos usuarios puedan acceder a un mismo jet, pagar un viaje de bajos precios y dirigirse a un mismo destino. Lilium ha anunciado que gracias a la confortabilidad y adaptabilidad de aterrizaje que tendrá el jet, será fácil estacionarse y despegar en cualquier momento.

El taxi tendrá un uso beneficioso también debido a que evitará la acumulación de tráfico y realizará definitivamente  un ahorro de tiempo. Por ejemplo, si un usuario desea llegar a su trabajo lo más pronto posible puede hacerlo en 5 minutos y evitarse los 55 minutos que exige la carretera y el tráfico vehicular.

Para asemejarse a la empresa Uber, Lilium ha decidido desarrollar una app parecida que cumpla con las mismas características, la aplicación mostrará un mapa, el tiempo de viaje, los jets disponibles, la distancia por recorrer y los precios.

Por otro lado, se ha propuesto que se repotencie las capacidades del Lithium para lograr viajes entre ciudades que se encuentran divididas por largas distancias, de esta forma, se podría realizar un viaje de 70 km en tan solo 15 minutos.

¿Quiénes son los creadores?

En el aspecto de investigación, el proyecto Lilium es incentivado por la Universidad de Munich, quien se encuentra en Alemania y fue fundada en 1868, por lo que se le considera como una de las universidades con mayor peso en su país de origen y en el mundo. Pero ¿Por qué? Se dice que esta institución alberga a los grandes científicos y hombres del arte, es la cuna del saber y el don; y para constatar este dicho, posee a más de 10 premios Nobel en toda su historia en los diferentes ámbitos como la física, la química, la medicina y hasta la literatura.

De igual manera, un gran aporte para el proyecto Lilium es la Agencia Espacial Europea (ESA), quien es el principal miembro que aporta el nivel tecnológico y estudios profundos de ingeniería. Esta organización está constituida internacionalmente por países europeos como Francia, Alemania, Bélgica, España, entre otros; y actualmente viene trabajando en diversos proyectos de desarrollo aeronáutico, entre ellos el de Lilium.

La competencia

A pesar de que el lanzamiento de prueba del Lilium fue un éxito, no es la única empresa que viene invirtiendo en este sector. En primer lugar se encuentra Airbus, un proyecto similar autónomo que será lanzado (como prototipo) por su líder Tom Enders a finales de este año; muchos especulan, que la marca Airbus pretendería hacer una alianza con la empresa líder de los taxis por internet: Uber. Sin embargo, se dice que esta última buscaría realizar su propio proyecto (Uber Elevate)

También se encuentra el modelo ‘Autonomous Aerial Vehicle’, fabricado por la empresa china Ehang, el cual será lanzado en Dubai en los siguientes meses. Según se anunció, se trata de un vehículo ecológico que no necesita ser tripulado, es decir, valga la redundancia, es autónomo. El vehículo llevaría un trayecto máximo de entre 40 y 50 kilómetros de distancia y se tendría  que emplear  el navegador ‘touch screen’ del tablero y el vehículo tomará rumbo al destino deseado.

Finalmente, se encuentra Google, la empresa madre de la internet ha convocado a un equipo para diseñar un vehículo aéreo, el cual tiene como misión competir con sus antecesores de los prototipos de Airbus y Lilium.

Futuro

El futuro de los coches voladores es incierto aún, los prototipos aún están en evaluación y se calcula que la disposición de estos servicios podrían llevarse a cabo en el 2025. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que diversos países poseen un sistema legal que controla el libre tránsito de las naves aéreas y que requeriría un nuevo orden y sistema de control. Aún queda mucho por descubrir, pero escuchar la idea, ya remueve la infancia y deseos de muchos, un auto volador no es imposible, este sueño está tan solo en el aire y está a punto de aterrizar.

Newsletter

Suscríbete a Nuestro Boletín de Novedades:

(Luego de la suscripción no te va salir ningun mensaje. Solo revisa tu bandeja de Correo para confirmar tu suscripción)
* indicates required