SpaceX aterriza con éxito su cohete Falcon 9 de vuelta a una plataforma en el mar.

Articulos

Este año Elon Musk es una personalidad bastante conocida en el medio tecnológico gracias a Tesla Motors, empresa de la que es cofundador y que entre su catálogo tiene coches eléctricos y proyectos de baterías revolucionarias. No obstante, este versátil empresario también es cofundador de otras firmas importantes para el desarrollo humano como PayPal, SolarCity, Hyperloop, OpenAI y, la que ocupa el tema de hoy, SpaceX, empresa de transporte aeroespacial que viene haciendo historia desde el año pasado.

Tal como contamos en este artículo anterior, en diciembre del año pasado SpaceX marcó un hito en los lanzamientos espaciales no tripulados al conseguir que sus propulsores regresaran a la Tierra tras desprenderse del cohete principal. Eso se logró tras innovaciones en los sistemas motorizados que no solo permitieron esta hazaña, sino además aventurarse a mayores operaciones y logros, como el ocurrido recientemente en donde un cohete entero que fue mandado al espacio logró aterrizar de vuelta a la Tierra sin complicaciones.

Foto: www.etnews.com

Foto: www.etnews.com

Antes del éxito operativo de SpaceX, a mediados del 2015 ocurrió un hecho nada alentador: uno de sus primeros cohetes en ser puesto a prueba explotó ni bien consiguió despegar. Sin embargo, este accidente fue tomado con risiliencia por la compañía y poco tiempo después no solo lograron llevar un cohete al espacio sin problemas, sino también traer uno de regreso en las mismas condiciones. El nombre de la nave es Falcon 9, con quince pisos de altura y once pequeños satélites de seguimiento.

La primera fase, es decir, el lanzamiento, se llevó a cabo el viernes 8 de abril y fue un tanto dramática debido a las condiciones del ambiente. El cohete era un Falcon 9 FT (F9-023), el cual fue lanzado desde la rampa SLC-40 de la base aérea de Cabo Cañaveral en Florida. No se trató de solo un experimento, el propósito en sí era llevar provisiones a los astronautas que trabajan en la Estación Espacial Internacional, dejando en órbita una nave con los suministros que los trabajadores espaciales necesitaban.

Foto: waitbutwhy.com

Foto: waitbutwhy.com

Toda la operación en donde había que trasladar 3175 kilos de suministros debía realizarse en un lapso no superior a dos minutos. Luego de ese corto tiempo, el Falcon 9 se desprendió de su primer fragmento, el que llegó con controlado éxito a la Tierra tal como ya se había logrado el año pasado. Después que la segunda parte dejara el cargamento en la zona estipulada, emprendió su retorno a nuestro planeta bajo la tensión y expectativas de los profesionales que observaban desde los controladores.

La plataforma donde estuvo el Falcon 9 destinado a aterrizar se encontraba a unos once kilómetros de la zona de lanzamiento. Dicho lugar fue bautizado como Of Course I Still Love You que significa  Por supuesto, todavía te amo, en alusión a la fe de los trabajadores a pesar de las fallas experimentales del pasado. Ahí descendió sin problemas y fue recibido con gritos de alegría por todos los empleados de SpaceX encargados de la operación, que tardó un total de casi diez minutos desde el lanzamiento. El final fue mejor de lo esperado.

Foto: www.spacex.com

Foto: www.spacex.com

Of Course I Still Love You es una baliza flotante en el océano, localizada en un antiguo espacio de trabajo de la Fuerza Aérea donde se lanzaban misiles. La razón por la que se eligió este punto fue que, gracias a su condición de plataforma móvil, da lugar a poder cambiarla de posición según sea conveniente. Una sinergia entre tecnologías bastante necesaria para que no exista el menor riesgo de error, lo que es estrictamente necesario si en un futuro se realizan viajes tripulados.

¿Por qué es tan importante?

El logro que significa el éxito de la operación es tanto técnico como económico. Lo primero ya se entiende tras leer la noticia, pero lo segundo se debe a un balance en el uso del combustible. Sucede que la maniobra necesaria para el aterrizaje es muy complicada y exige grandes cantidades de generador de energía, pero este se puede economizar bastante bien en los momentos finales gracias a la pista de aterrizaje móvil. Esto significa la posibilidad de realizar viajes más baratos en un futuro cercano.

A lo anterior hay que añadir que hasta hace algunos años todo cohete que retornaba a la Tierra debía ser desechado, pero ahora gracias a SpaceX eso no será necesario por conseguir aterrizarlos sin daños.

Foto: justatinker.com

Foto: justatinker.com

Newsletter

Suscríbete a Nuestro Boletín de Novedades:

(Luego de la suscripción no te va salir ningun mensaje. Solo revisa tu bandeja de Correo para confirmar tu suscripción)
* indicates required