7 características del coche autónomo de Tesla.

Articulos

Tesla Motors es una compañía de Estados Unidos que tiene como propósito innovar y crear conciencia sobre la energía renovable para el futuro del desarrollo humano, compartiendo un punto de vista diferente al del resto del mercado, el cual posee ideales de enriquecimiento más egoístas y sin conciencia ecológica. Esta gran empresa que va contra la corriente debe su nombre al ingeniero e inventor serbio Nikola Tesla (1856-1943), una leyenda de la tecnología a la que el reconocimiento público le llegó demasiado tarde, en realidad varias décadas luego de muerto.

Foto: www.ircom.fr

Foto: www.ircom.fr

Los productos de Tesla Motors abarcan el diseño, fabrica y venta de coches eléctricos, componentes para la propulsión de vehículos eléctricos y sistemas de almacenamiento a baterías. Con respecto al último producto, el más sonado es el caso de las baterías TESLA, capaces de contar con autosuficiencia energética que significaría una revolución en el ámbito de la energía, lo que causaría problemas a los intereses de la industria tradicional y la obligaría a innovar también. Dicha batería, que parece idílica y cuyo precio no está fijado hasta la fecha, recién estaría ingresando al mercado a partir de mediados de año.

Foto: muted.com

Foto: muted.com

No obstante, si bien la batería es el producto de Tesla Motors más esperado a muy corto plazo, es el campo automotriz donde parece destinar la mayoría de sus esfuerzos. Los coches autónomos son productos que Tesla viene desarrollando en los últimos años y que experimentan altos grados de éxito desde el 2014. Tras su fábrica de coches eléctricos, la compañía dio varios pasos adelante al aventurarse a hacer vehículos de conducción automática, con la ambición de abaratar costos con respecto a los ejemplares desarrollados por Google Cars, empresa que resultó pionera aunque mucho más cara.

Foto: www.francetvinfo.fr

Foto: www.francetvinfo.fr

El primer vehículo al que Tesla Motors consiguió brindarle capacidades de autonomía fue a su coche eléctrico Tesla Model S en el 2015. Se trató de un carro con la opción de piloto automático que le permitió al Model S cierta independencia gracias a sensores, cambios de carril y una conducción más versátil, pero sin prescindir completamente de alguien al volante. Recién hace un tiempo es que una versión mejorada del vehículo ha salido a la luz bajo el sencillo nombre de Tesla Autopilot, que no es más que el mismo Tesla Model S pero con las innovaciones necesarias que lo convierten en un coche autónomo en todo sentido de la palabra.

Foto: www.industrytap.com

Foto: www.industrytap.com

Aquí te presentamos siete características de este producto:

1- Es el coche electrónico Tesla Model S.

Tal como hemos mencionado en el párrafo anterior, el Tesla Autopilot es el coche electrónico de la compañía con una mayor aplicación de la autonomía gracias al trabajo de los últimos años. No se trata aún de un auto capaz de funcionar con una fuente de energía propiamente “natural” en el sentido rudimentario y ecológico de la palabra, pero sí representa una revolución frente al enorme mercado de otros combustibles que siguen imperando.

Foto: www.teslamotors.com

Foto: www.teslamotors.com

2- Ahorro de energía y dinero.

Siendo coherentes con su filosofía, Tesla Motors no concibe su invento como un producto que justifique su inversión en un precio especialmente elevado, sino que desde la concepción se encargó de abaratar costos y optimizar el gasto de energía, algo que le está faltando considerar a la competencia. Las baterías TESLA que alimentarían al vehículo significarían un ahorro de 1800 dólares en determinado periodo de tiempo si se le compara con el uso de otros combustibles.

Foto: www.markethings.net

Foto: www.markethings.net

3- Te espera en la puerta de tu casa automáticamente.

Desde el inicio el Tesla Autopilot se encarga de hacerte la rutina más cómoda. A menudo, para ir a tu centro de labores, te alistas con tanta rapidez y con tan poca benevolencia del reloj que entrar al garaje y sacar el auto significa una valiosa perdida de minutos que, aunque suene exagerado, te condenarían a atravesar un terrible tráfico de hora punta. Y la aparente solución de dejarlo al frente de casa no suena muy alentadora si es que por tu zona existe la presencia de amigos de lo ajeno. Por eso, ahora este coche saldrá automáticamente de donde lo guardes y te esperará en la puerta de tu domicilio.

Foto: sadecocoslada.com

Foto: sadecocoslada.com

4-  El piloto automático.

Sí, puede sonar redundante, pero no está de más hacerte una precisiones al respecto. El modo automático de conducción es demasiado versátil porque si bien antes uno tenía que estar todo el tiempo al tanto, ahora con tranquilidad se puede confiar en que el coche se mantendrá en el carril correcto en tramos de autovía y autopista,  detectará las curvas y los momentos donde sea necesario cambiar de lado, así como mantener una distancia prudente con otros vehículos. Hay que recalcar que mientras otras marcas exigen que el conductor no despegue sus ojos ni un segundo del sistema, Tesla garantiza una autonomía en un sentido de la palabra muchísimo mayor.

Foto: fortune.com

Foto: fortune.com

5- Adelantamiento automático:

Si por alguna razón necesitas realizar cierta maniobra con el vehículo, como un adelantamiento o cambios de carril sucesivos, solo bastará con tocar el satélite del volante para ejecutar dicha acción con total seguridad.

Foto: electrek.co

Foto: electrek.co

6- Aparcamiento autónomo:

El sistema de aparcamiento del Autopilot es completamente autónomo, lo que marca una diferencia notable con respecto a otros coches de la competencia, que aunque dicen ser automáticos necesitan cierto control y total atención del conductor. El carro de Tesla es capaz de aparcar sin necesidad de que quien esté al volante realice maniobra alguna.

Foto. www.autoblog.com

Foto. www.autoblog.com

7- No será tan autónomo en muchos países.

Todo lo descrito suena muy maravilloso. Sin embargo, por lo mismo que Tesla Motors tiene una visión más integra del progreso, nos advierte de límites que hay que tener en consideración. Su restricción no es tanto por la eficacia del producto, sino porque no cabe esperar que el llamado “sentido común” de los consumidores sea tan objetivo a la hora de evaluar circunstancias y tipos de carretera. Asimismo, no se puede dejar de lado que los contextos e idiosincrasias son muy diferentes en cada región.

Por ejemplo, en países del tercer mundo o cualquier otro que se caracterice por un tráfico desordenado, señalización deficiente y/o conductores no del todo educados, confiar en un piloto automático significaría poner al usuario en riesgo de accidentes. No por error del sistema del Autopilot, sino por causas ajenas al mismo. Es en estos lugares donde el modo automático no será proporcionado en toda su dimensión, o lo que es peor, simplemente no se comercializará aún.

El sistema de Tesla Autopilot garantiza seguridad en sí mismo, pero todavía falta una mayor conciencia vial y cambios notables en la planificación urbana para que sea el propio mercado quien sea seguro para Tesla. Curiosamente, algún día se dirá que tanto la compañía como el hombre quien la inspiró estuvieron adelantados a su tiempo.

[youtube id=”3yCAZWdqX_Y”]

 

Newsletter

Suscríbete a Nuestro Boletín de Novedades:

(Luego de la suscripción no te va salir ningun mensaje. Solo revisa tu bandeja de Correo para confirmar tu suscripción)
* indicates required